¬ŅQu√© tan afilada est√° hoy tu sierra?..

Cuenta la historia que hab√≠a dos le√Īadores en plena Faena con sus sierras de cortar le√Īa, en el bosque. Uno de ellos incansablemente aserraba un √°rbol y despu√©s otro √°rbol, sin apenas parar para limpiarse el sudor de la frente.

Pero al final del d√≠a no hab√≠a cortado ni siquiera un 50% de le√Īa, de la que era capaz de aserrar el otro le√Īador. El cual, a cada rato, paraba unos minutos y se sentaba a descansar en una espesa sombra, que le ofreciera cualquier √°rbol en pie.

El primer e incansable le√Īador no comprend√≠a como EL, trabajando sin parar durante toda la jornada, cortaba menos le√Īa que el segundo le√Īador. Pero‚Ķ

Sabes lo que hacia el otro le√Īador, mientras se paraba a descansar?.....

¡Si, lo has adivinado…….. AFILABA SU SIERRA!

La moraleja de esta historia nos ense√Īa una lecci√≥n, que muy a menudo due√Īos de empresas y profesionistas, olvidamos con suma facilidad. ¬°No por trabajar m√°s tiempo, obtenemos mejores resultados! Y es muy bueno, que de la misma forma que hacia nuestro segundo le√Īador, paremos para ‚ÄúAFILAR LA SIERRA".

A muchos les sucede lo mismo. Es conveniente darnos tiempo para afilar las habilidades y destrezas, manteni√©ndose al d√≠a. ‚ÄúAfilar Nuestra Principal Herramienta‚Ä̂Ķ. NUESTRO CEREBRO‚ĶO lo que es lo mismo: a investigar, a estudiar, a formarnos, a reflexionar y planificar‚Ķ‚Ķ

Debemos recordar que las destrezas y habilidades que usamos ayer‚Ķ quiz√° no sean suficientes para el d√≠a de ma√Īana.

¬ŅQu√© tan afilada est√° hoy tu sierra?

Quiero saber acerca de los principales problemas que tienes en tus proyectos de construcción, tómate un tiempo para reflexionar y piensa que es posible resolverlos sin necesidad de trabajar más tiempo del necesario.

P√°gina  [tcb_pagination_current_page]  de  [tcb_pagination_total_pages]